sábado, 22 de enero de 2011

Escrito el 27-12-10

Un sismo detrás del verano
del espacio
que diluye cada voz amiga
y lo futuro
como resplandor o camino.

No hay comentarios: